Conecte con nosotros

Sin categoría

TEJIDOS ORGÁNICOS. Ejemplo de industria textil limpia y ‘verde’

La empresa montillana Rioma Textiles desarrolla una línea de tejidos orgánicos fabricados con métodos innovadores de bajo impacto ambiental.

A nivel global, la industria textil es una de las más contaminantes del planeta, según los expertos. Así, el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial están vinculadas a la fabricación de prendas, según algunos estudios, que apuntan la contaminación por vertidos de aguas residuales y microplásticos que también genera este sector, en su mayoría vinculado a modelos de producción asiáticos.

Sin embargo, una industria textil limpia y respetuosa con el medio ambiente también es posible, como lo demuestra el ejemplo cordobés que representa la empresa Rioma Textiles, que, entre otros proyectos, ha creado Organic, una línea de tejidos orgánicos fabricados con fibras naturales cultivadas usando métodos de bajo impacto ambiental, que cuentan con el certificado Global Organic Textile Standart (GOTS).

En concreto, estos tejidos orgánicos están fabricados a partir de fibras naturales como el algodón o el lino, entre otros. Estas fibras se cultivan usando sistemas y materiales que mantienen la fertilidad del suelo, reducen el uso de pesticidas y fertilizantes tóxicos y persistentes, «y contribuyen a la creación de la diversidad biológica de la agricultura», como explica Noelia Ríos, gerente de esta empresa de fabricación y diseño textil para tapicería y decoración para el hogar ubicada en Montilla.

Sin embargo, estos tejidos ecológicos no son las únicas iniciativas puestas en marcha por esta firma desde que se fundara en los 70, ya que también desarrolla un estricto control de todos sus procesos de fabricación para asegurar que tanto en la tintura como en la estampación de las telas se emplean las últimas técnicas en depuración.

Así, ante la necesidad de depurar y tratar el agua procesada durante la fabricación de los diferentes tejidos, esta empresa también se viene ocupando desde hace años de promover el uso de plantas depuradoras en la industria textil para reducir el impacto ambiental, señala Noelia Ríos.

Además, hace más de 25 años Rioma Textiles impulsó el uso de los pigmentos ecológicos en Europa y España, y apostó por una gran variedad de tejidos naturales con los que sigue trabajando, como el algodón, el lino, el yute, la viscosa y la seda. Con ellos, ha creado numerosas colecciones diseñadas con fibras cien por cien naturales y amparadas en la certificación europea Oeko-tex, que garantiza un sistema productivo saludable y que cumple con la normativa medioambiental europea para artículos en contacto directo con la piel.

Además, actualmente desarrolla una línea de tintes y pigmentos naturales para conseguir su objetivo de ser una empresa sostenible que contribuye a la lucha contra el cambio climático, y ha desarrollado el proyecto Investigación de tejidos para hogar basados en nuevos procesos de acabado, Investigación y desarrollo de depósitos calefactables de alta eficiencia, cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Respecto a los tejidos organicos, la gerente de esta firma recuerda que cada vez son más las personas que demandan productos respetuosos con el medio ambiente y ecológicos, «como alimentos, cosméticos y, por supuesto, tejidos». Esta demanda representa un mercado creciente en muchos países, como en Estados Unidos, con incrementos anuales cercanos al 20% y con unas ventas de productos orgánicos no dedicados a la alimentación de unos 1.100 millones de dólares.

Por otro lado, Rioma Textiles está adherida al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y está comprometida con los denominados 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son una llamada a la acción de Naciones Unidas para que todos los países, pobres, ricos y de ingresos medios, promuevan la prosperidad mientras se protege el planeta. Los ODS reconocen que poner fin a la pobreza debe ir de la mano de estrategias que desarrollen el crecimiento económico y aborden el cambio climático y la protección del medio ambiente. Entre estos objetivos, agua limpia para todos, industrias no contaminantes, y producción y consumo responsable; fines a los que empresas cordobesas como esta contribuyen con sus formas de producción e innovaciones.

FUENTE: DIARIO CÓRDOBA

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ataque de pirañas acaba con la vida de un joven

Paraguay

Finalizó el “Taller Fotográfico para Niños y Adolescentes” en Ibarreta

Formosa

Denuncian incumplimiento de protocolo en Fiesta Hawaiana

Paraguay

Emitieron “alerta amarilla” por fuertes tormentas

Corrientes

Redes Sociales